Padres Perfectos

Carta a la mamá/papá exhausto

Querido/a papá/mamá,

A ti, que no ves el momento de irte a la cama cada día. Que dudas, gritas, lloras  y te tiras por los suelos más a menudo de lo que te gustaría. Que temes abrir la puerta de casa después de ir a por los peques por si algo de lo que has dejado por la mañana ha cobrado vida. Tú, que eres, en el fondo, todos las mamás y los papás de verdad.

Sentirse cansado, exhausto, es algo normal. Me gustaría decirte el secreto para que todo cambie, pero no puedo. No hay receta mágica para aguantar los días que nos quedan por delante. Nuestros pequeños monstruitos no van a dejar de resistirse para la hora del baño, remolonear las últimas judías verdes en el plato o simplemente repetirnos hasta llegar a casa que quieren poner su CD en el coche y mejor no mencionamos la pila de platos que nos espera o la revisión del coche que ya toca.  Sonreimos cuando podemos y a veces gritamos, lo llevamos como podemos.

Esta carta es para ti. Me gustaría decirte algo, puede que no sea gran cosa pero: gracias. Gracias por estar ahí y dar esos besos antes de ir a la cama, por las canciones, por las galletas y los abrazos que das a los peques. Gracias por seguir adelante cada día.

Eres genial! (Y que nadie te diga lo contrario)

desorden

¿Te ha gustado el artículo? Coméntalo porfa! Síguenos en twitter y por email.

Anuncios

5 pensamientos en “Carta a la mamá/papá exhausto

  1. Pingback: Pero..¿De verdad existen los padres perfectos? | The blue monster

  2. Exhaustos, y muchas veces desanimados porque en el entorno encontramos pocas voces que nos digan que lo estamos haciendo bien (más bien todo lo contrario). Gracias por estas palabras de ánimo! Seguimos exhaustos… pero felices!
    Un saludo!

  3. Caray… pensaba que éramos los únicos padres exhaustos, agotados, cansados…. y sólo tenemos una pequeña monstruilla. Tal vez sea aceptable no ser perfectos. Tal vez deberíamos medirnos más por las cosas buenas que hacemos cada día!(Hoy pensé que el cubo de fregar que olvidé en la cocina, con agua manchada de leche del desayuno… estaría ya camino del comedor, jeje).

    • Jaja… A veces hay tanta presión y nosotros mismos nos lo creemos, pero somos unos padres buenos y eso no es poco! Un abrazo y muchas gracias por tu comentario, es genial saber que llega el mensaje. Besos y a descansar un ratito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s