Artículos/Escuela de Padres/Uncategorized

Ayudando a los peques a relajarse – sin estresarnos

sunshine

Reconozcámoslo la vida puede ser muy estresante. Para los peques, el simple hecho de acabar la dura jornada diaria ya supone un reto: el colegio, las clases de después, nuestras idas y venidas.. Hay días en los que ponemos a límite su capacidad y les notamos especialmente nerviosos cuado llega la hora de dormir. Otras veces los peques manifiestan ansiedad ante determindas situaciones y no sabemos muy bien cómo ayudarles. Hoy aprenderemos alguas sencilas téncnicas de relajación aptas para toda la familia.

¿En qué consiste la relajación?

La relajación consiste en aflojar los músculos mediante cualquier técnica, descansando a la vez el espíritu y el cuerpo. Esto permite en gran medida disminuir la tensión y encontrar un equilibrio, un bienestar. Según la técnica empleada, se pueden relajar ciertas partes del cuerpo, ciertos grupos musculares, o el cuerpo en su totalidad. (Veremos un poco más adelante métodos de relajación.)

¿Cuáles son los efectos?

Si ya antes habéis hecho ejercicios de relajación o disfrutado de algunos minutos en una sauna o en un baño de sales, conocéis entonces los numerosos beneficios físicos, psicológicos y emocionales que esto procura. Habéis sentido sin duda en vuestro cuerpo el placer del descanso así como el sentimiento de bienestar y el estado de calma psicológica resultante. De hecho, la relajación es una herramienta verdaderamente eficaz para restablecer o mantener un estado de equilibrio y de armonía.

También con los niños, la relajación sirve para descansar el organismo, para disminuir el estrés muscular y mental. Ésta favorece verdaderamente una mejor capacidad para escuchar, una mayor participación y una mayor receptividad. La relajación ayuda a aumentar la confianza en uno mismo, la memoria y la concentración y permite además mejorar la calidad del aprendizaje.

¿Cuándo utilizar estos juegos?

Cada vez que sea necesario

Estas actividades son útiles en cualquier ocasión. En casa, los usos son múltiples. Se pueden realizar estos juegos antes de cenar o de ir a dormir, cuando el hermano pequeño o la hermana pequeña está incordiando, cuando los niños están cansados, agitados o incluso cuando los padres están estresados… Los padres pueden también usarlo cuando duermen al bebé, cuando uno de los padres habla por teléfono, en fin, cada vez que sea necesario hacer llegar la calma…

Los niños sugerirán, sin duda, cada vez más, los momentos idóneos para realizar estos juegos. Después de haber hecho unos cuantos juegos con los niños, os recomiendo que dediquéis un rato a encontrar juntos otros momentos en los que os apetece relajaros.

(Adaptado de Nadeau, M. Juegos de Relajación de 5-12 años. Ed. Octaedro)

Juegos de Relajación: Primera infancia

Evidentemente, en esta etapa hablaríamos de “juegos de relajación” más que de técnicas. Con ello queremos resaltar el hecho de que este tipo de intervenciones guiadas por los padres deben ser, ante todo, vividas y entendidas por el niño como un juego.
Más adelante, a partir de los 6 años, podemos ya introducir diferentes técnicas más estructuradas en función de las necesidades de cada caso.
Con los más pequeñitos,
nos ayudará tener un entorno tranquilo, silencioso. Podemos trabajar la relajación justo antes de empezar a dormir, en la cama, y facilitarle así su transición al sueño. La forma en que debemos aplicarla es básicamente a través de los cuentos. Podemos utilizar, por ejemplo, el cuento de la tortuga y la liebre. El cuento narra la historia de una liebre que retó a una tortuga a efectuar una carrera. Convencida de su superioridad, la liebre empezó a correr y se dispuso a esperar la tortuga justo antes de cruzar la meta y así poder reirse de ella. La tortuga fue llegando poco a poco pero, cuando llegó, la libre se había dormido…
A partir de este relato se le puede pedir al niño que haga de tortuga (respirar lento, mover brazos y pies lentamente, meterse en su casa y permanecer quieto unos instantes…) o de liebre (respirar rápido, agitar brazos y pies…). El cuento debe acabar que gana la tortuga y el niño efectúa las respiraciones lentas y relaja todas las extremidades. Al final la tortuga se mete en su casa, apaga la luz y se dispone a descansar para recuperarse y empezar el día bien…

Los cuentos pueden variarse utilizando otros animales (elefante-hormiga; gato-ratón; etc..) o situaciones pero buscando siempre que el niño tenga que imitar ciertos comportamientos antagónicos (lento-rápido; ruido-silencio; tenso-relajado, etc).

Podemos utilizar también algún objeto o juguete para ayudarle a identificar tensión-distensión. Por ejemplo una pequeña pelota de goma colocada en su mano y haciendo los ejercicios apretando y aflojando la presión sobre la pelota. Otra opción es utilizar algún peluche de su preferencia.

Los ejercicios de respiración (aprender a inspirar por la nariz y expirar por la boca de forma pausada) lo podemos hacer también diciéndole al niño que se imagine que es un globo que lentamente se va hinchando (le damos también instrucciones para que vaya alzando los brazos al tiempo que se hincha) para después deshincharse (expirando el aire y bajando lentamente los brazos).
A medida que se va haciendo mayor podemos introducir imágenes y sensaciones, por ejemplo, que el niño piense en sus colores, juguetes, situaciones o personas favoritas que le ayudan a sentirse bien y, también, instrucciones del tipo
“Estas muy relajado y tranquilo” o “Nota como sientes un calorcito muy agradable en tus brazos o piernas…”

En definitiva, deberemos ir probando diferentes recursos para adaptarnos a las características de cada niño.
En esta primera etapa el objetivo es más que el niño se empiece a familiarizar con algo que se llama “relajarse” que no a conseguir resultados espectaculares respecto a las áreas que queremos mejorar.

Adaptado de http://www.psicodiagnosis.es

También hay multitud de videos con cuentos de relajación infantil tales como:

nutria marina

Caleta de la Nutria Marina

Imagen portada via: http://okidomagazine.tumblr.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s